Nace del empeño de la bodega de recuperar una de las mejores parcelas de Garnacha centenaria de Galicia, que igual que muchas de los pequeños viñedos de la España vaciada, estaba destinada a desaparecer.

De este modo en 2014 se lleva a cabo el primer proyecto de micro mecenazgo de España para la recuperación de un viñedo datado en 1908 y que contó con el apoyo de más de 200 mecenas  y colaboradores.

Una vez que el vino procedente de esa parcela salió al mercado, se alzó con todos los premios a los que se presentó, entre ellos.

  • Mejor  vino de la Feria del vino de Valdeorras.
  • Gran Oro  Guía de Vinos de Galicia.
  • Distinguido Gallaecia por la Asociación de Sumilleres de Galicia.
  • Medalla de ORO por la revista de Hostelería de Galicia.